fbpx

Carnaval en Infantil 2017

1 marzo 2017

Disfrazarse….

• Favorece el pensamiento simbólico. Éste empieza a formarse a los 2 años y ayuda a los niños a entender el mundo que los rodea.
• Estimula su creatividad, porque una idea los conduce a otra.


• Beneficia la observación y la imitación. Para poder representar a una persona (bombero, enfermera…) o a un animal, el niño tiene que prestar toda su atención. Y la imitación, por su parte, es una fuente riquísima de aprendizaje.
• Prepara a los pequeños para la vida adulta: hacen que conducen, que tienen hijos…

Si tu hijo va a asistir a una fiesta de disfraces, déjale elegir su traje. Parte de la alegría de este juego consiste precisamente en decidir, ya que es algo que no puede hacer casi nunca en la vida cotidiana.